LucasPusineri

Lucas Andrés Pusineri sale del Deportivo Cali. Los del Comité ejecutivo argumentaron que fue por temas de “comunicación” y que le insistieron lo más que pudieron (al punto de rozar el indebido ruego), no hubo nada que hacer porque el entrenador argentino la tuvo siempre clara, se va por dignidad.

Toda historia tiene dos versiones, como los viejos LP, un lado A y un lado B. Acá, de lo dicho, de lo que dicen, de lo que se sabe, de lo que no se sabe y tristemente de lo que nunca se sabrá se pueden hacer las dos versiones.

La del Comité es que el profe aceptó unas condiciones y que con el paso de los partidos fue cambiando de parecer y cómo no, si lo que hacía era cada vez más notable con menos herramientas. Adicional al tema la discutida gestión del expresidente Mejía obligó al club a poner a Lucas Andrés como “el mesías” de un 2019 lleno de dudas, deudas y aunque logramos Suramericana, frustraciones deportivas.

No nos digamos mentiras, quienes creímos y hemos creído siempre en el Deportivo Cali vimos en lo de Pusineri una salida a tantos errores y prepotencia. Sí, hay que decirlo, el profe llegó de la segunda división y varias veces mostró vacíos tácticos, pero su equipo, nuestro Deportivo Cali, con nuestras limitaciones, fue al frente con más ganas que otra cosa, con y por dignidad.

Ahí viene la otra cara de la moneda, la de Lucas Pusineri. El profe en rueda de prensa dada el miércoles 11 de diciembre dijo “No es como dicen, que le voy porque tengo otra oferta, me voy porque no soy tenido en cuenta para la toma de decisiones” a lo que le sumó: “A lo largo de todo el año, no fui consultado en las decisiones que vinieron tomándose” y eso para quien es el directo responsable de los resultados me parece es insostenible, además, como él mismo lo dijo: “Cuando uno no tiene injerencia en la organización o preferencia de ciertos futbolistas, evidentemente prefiero no rifar todo el  prestigio que he ganado con resultados importantes”, es lo más sano.

Referente al exsecretario técnico el ex DT verdiblanco dijo: “Hubo diferencias y proyectos deportivos distintos con Cardona, yo no coincido en que faltó comunicación, mi proyecto era que el Cali ganara, pero del otro lado no es así, y uno toma rumbos diferentes” y pues, lógico, cómo haces para quedarte liderando algo en donde no podés escoger hacía donde ir.

Y Pusineri no se quedó ahí, siguió con esto: “Los directivos tienen una mirada y yo otra. No coincidimos y le doy paso a otro entrenador que haga lo que impongan los directivos” eso es muy grave, es el primer reto de Marco Caicedo y Karim Gorayeb, convencer a quien venga que eso que dijo el DT no es verdad, creo, sin saber mucho de fútbol, que el ambiente quedó muy roto con esto.

Pusineri, a pesar que en varias ruedas de prensa posteriores a los partidos se fue por las ramas, esta vez fue de frente con algo que es claro: “Esto es de dignidad. No me consultaron ninguna decisión de refuerzos ni nada” y eso le da la razón, el motivo y es justa causa para salir.

“Pero hablamos de gente de honorabilidad y honestidad. Esa es mi forma de irme: poder mirarlos a la cara a ellos, los jugadores, la prensa y la hinchada” agregó.

Lucas se va con la cabeza arriba, la mirada en alto y respetando más al Deportivo Cali que muchos que hoy, y hace varios años, viven de él. Meritorio, ejemplar y para la reflexión de asociados e hinchas… ¿Qué tanto amamos al Cali? ¿Qué tanto cuidamos su dignidad?

El profe lamentó no lograr algo más que la simpatía de la gente a lo que profirió: “Me queda esa espina de no poder haber salido campeón en la Copa o los dos cuadrangulares a los que clasificamos”. Nos queda a todos, Lucas.

Se despidió Pusineri diciendo:”Esta es una decisión que me duele mucho porque es una institución que quiero, querré y algún día espero volver. Yo me siento de la casa, querido por los hinchas y jugadores”

Al final dijo que “le pone la firma” a que volverá al Deportivo Cali, lástima que no sea inmediatamente, pero bueno, las personas pasan, las instituciones quedan y la nuestra queda con más dudas que certezas, con un comité ejecutivo absolutamente discutido y una hinchada que merece que todo lo que se diga sea en una única versión, sin chismes y transparente.

Gracias por todo profe Lucas Pusineri, perdón lo indignante de parte de nuestra dirigencia.

Nos vemos en el estadio, nos leemos por acá.

Con citas tomadas de las cuentas de Twitter de Cesar Polanía, El Corrillo de Mao, Sara Otalora y Rincón Azucarero.

Foto: Rincón Azucarero.